¿ERES DE ESAS PERSONAS QUE NO SABEN DECIR “NO”?... Que algo se presente como una oportunidad, no sig


Recientemente tuve esa conversación con una de mis clientes que estaba molesta con ella misma porque siempre dice “Sí” a cualquier aparente oportunidad.

Me dió tres razones:

1. No quiero que crean que soy debil y no me atrevo a tomar el reto.

2. No quiero decepcionar a quien ha confiado en mí para presentar su ofrecimiento.

3. ¿Qué tal si resulta ser una buena oferta y me la pierdo por haber dicho “No”?

Estas son razones muy comunes y las he escuchado muchas veces de personas que después “no saben como se metieron en ese lío” y andan como locos, todos estresados buscando como salir de la situación en la que ellos mismos se metieron.

Sin embargo, en el proceso de coaching, casi todo tiene solución, y lo que hoy quiero es compartir algunas de las estrategias para estos casos.

1. Pon claros tus LÍMITES: en lugar de ser percibido como “debil” mostrarás fortaleza, sabiendo claramente lo que quieres y lo que no, también demostrarás que entiendes como evaluar las supuestas oportunidades.

¿Has estado con alguien que tiene bien marcados sus límites? son personas que saben lo que harán y lo que no, y lo comunican muy claramente.

Tener criterios claros de cuando decir “Sí” puede simplificar la toma de decisiones, por ejemplo... Sólo diré “Sí” en caso de que:

a) La propuesta contribuya a mis metas personales o profesionales y

b) La decisión pueda ser aplicada sin alterar el balance de mi vida y

c) Es algo que me entusiasma.

2. COMPARTE las oportunidades: en lugar de pensar que vas a decepcionar a alguien piensa cómo le puedes dar una oportunidad.

A veces necesitamos darle su espacio a los demás, si tú sigues diciendo “Sí” a todo, e involucrándote en todo lo que se te cruza por enfrente, no sólo terminas sobre-cargado, cansado y estresado, sino que además estas impidiendo que otros participen y tomen algunas de esas responsabilidades.

Deja de quejarte de que “Tu haces todo” y permite que los demás también hagan su parte.

3. Aprende a ESPERAR: en lugar de vivir con miedo a perderte “La Gran Oportunidad”, desarrolla la sabiduría de esperar al momento correcto que traiga la oportunidad correcta (a la que estes dispuesto a dedicar entusiasmo y compromiso).

Yo sé que a mi se me han presentado muchas oportunidades durante mi vida profesional y personal... no las he tomado todas y no por eso dejan de aparecer nuevas cada día, si sabes reconocerlas.

El crecimiento es un proceso que nos da muchas formas para acelerarlo y favorecer su desarrollo.

No hay aciertos ni equivocaciones, simplemente un camino a recorrer.

Acostúmbrate a pensar, escucha, analiza, usa tu criterio, establece tus límites, comparte las oportunidades y espera el momento adecuado. Entonces el “Sí o el “No” adquieren un nuevo significado.

Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square